Dr. Javier Moya Website

Inicio » FACIAL » PEELINGS

PEELINGS

Anuncios

Los peelings son procedimientos estéticos indicados para mejorar el aspecto de la piel, aplicando una sustancia que va a provocar, en todos los casos una mayor o menor exfoliación (desprendimiento de las células más externas de la piel) que provocará un recambio más rápido de lo habitual en las capas de la piel. Como efecto añadido cada sustancia aplicada, o combinaciones de ellas, produce un efecto añadido buscado (reestructuración epitelial, estímulo de formación de colágeno y elastina, hidratación, regulación de la secreción grasa de la piel…)

Estos efectos sinérgicos permiten tratar incorrecciones estéticas faciales y corporales: tonalidad y brillo de la piel, reducción de los efectos del acné, mejoría de la queratosis, flacidez cutánea, pequeñas arrugas…)

En función de la intensidad de la sustancia y del tiempo de aplicación, y de las capas aplicadas, podemos obtener efectos más o menos intensos y propios del peeling: enrojecimiento leve, rojez intensa, blanquemiento, escarchado…). Normalmente debe realizarse un tratamiento domiciliario que reforzará y complementará el efecto de lo aplicado en la consulta. La base del trabajo siempre está en la repetición de sesiones con una frecuencia determinada para obtener resultados.

Existen diversos tipos de peeling químico en función de si su actuación sobre la piel es superficial, media o profunda. Los superficiales dan lugar a un mejoramiento general de la piel, y los medios y profundos son más indicados para la corrección de arrugas finas como las que rodean los lábios o las conocidas “patas de gallo” y el tratamiento de las arrugas profundas y cicatrices como las del acné respectivamente.

Entre las sustancias que empleamos se encuentran el fenol y el TCA (tricloroacético), y los ácidos hidroxiácidos, más suaves y manejables, y procedentes de la fermentación de frutas y vegetales, como el mandélico, glicólico, láctico, pirúvico, ferúlico y salicílico, entre otros. Su elección dependerá del objetivo del tratamiento.

El peeling de ácido pirúvico o láctico tiene un efecto hidratante muy práctico en pieles secas, con tendencia a la descamación, con mayor tendencia a manifestar arrugas. El ácido mandélico es un buen regenerador y tensor de la piel cuando se realiza con frecuencia. El ácido ferúlico tiene un efecto revitalizador en pieles deterioradas por el sol o el aire libre, así como polutantes o tabaco. El ácido salicílico o el azelaico tienen un resultado espectacular en pieles acneicas, siendo ambos muy útiles en pieles grasas, con un efecto regulador de la secreción grasa de este tipo de pieles.

Este tipo de peelings superficiales pueden utilizarse prácticamente todo el año, dan pocos problemas habitualmente y proporcionan unos muy buenos resultados. Siempre facilitamos el acceso a estas técnicas por su sencillez y variedad de usos, utilizándolas como base y como complemento de otras técnicas. Por otro lado, no afectan a la vida social y laboral, pudiendo incorporarse a su vida normal de inmediato, y sin dar explicaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: