Dr. Javier Moya Website

Inicio » DIETÉTICA » ENVEJECIMIENTO » DAÑO OXIDATIVO

DAÑO OXIDATIVO

Anuncios

El oxígeno es un elemento indispensable para la vida, como sabemos, pero tiene una característica que, paradójicamente, produce daño celular puesto que es el punto de partida de lo que llamamos Estrés Oxidativo. Es éste un proceso por el cual se acumulan agentes oxidantes ( EROs o Especies Reactivas del Oxígeno, o Radicales Libres) en la célula provocando deterioro y muerte celular, y también mutaciones genéticas  capaces de provocar cáncer, entre otros efectos.

Nuestro organismo dispone de una serie de agentes antioxidantes, encargados de desactivar químicamente el peligro de esos radicales libres. En el ser humano, el estrés oxidativo está involucrado en muchas enfermedades, como la aterosclerosis, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer, o el propio envejecimiento. Así pues, el envejecimiento puede proceder tanto del aumento de agentes oxidantes o de la carencia de antioxidantes.

El Estrés Oxidativo lo podemos medir de forma directa, midiendo el número de agentes oxidantes, pero debido a su vida ultracorta, son difíciles y costosos de cuantificar, o indirecta midiendo los productos resultantes de la acción oxidante. De otra parte, podemos medir nuestras defensas frente a la oxidación (anitoxidantes), así como nuestro estado antioxidante total.

Nuestro estilo de vida y la forma de alimentarnos pueden alterar el equilibrio oxidación/antioxidación en ambos sentidos: como generadores de oxidantes (“envejecemos más”) y también a la hora de disponer de menos agentes antioxidantes (“rejuvenecer menos las células”). El tabaquismo, los rayos UV, la contaminación, el alcohol, metales pesados, grasas saturadas en los alimentos y otras sustancias son capaces de inducir daño celular oxidativo. Hay un buen número de antioxidantes, internos y externos, y éstos últimos se encuentran en diversos alimentos como el aceite de oliva, el ajo, el tomate…

Es posible pues, medir nuestro estado de envejecimiento, referido al estado oxidativo, y modificar nuestro patrón de conducta alimentario, así como nuestro estilo de vida para frenar en lo posible el envejecimiento celular, y hacer frente a ese estrés oxidativo.

N.B.:  Principales enfermedades o procesos asociados al Daño Oxidativo:

• Envejecimiento: Hiperoxidación de los ácidos grasos de la membrana celular y daño del ADN.

• Ateroesclerosis: Peroxidación de lípidos en las partículas de LDL con daño de otros componentes.

• Cáncer: Daño del ADN.

• Cataratas: Modificaciones irreversibles en las proteínas.

• Cuadros Inflamatorios Crónicos: Activación de genes relacionados con la respuesta inflamatoria.

• Diabetes: Alteración de la producción de la insulina, resistencia a la insulina.

• Cardiovasculares: Disfunción endotelial, síndrome metabólico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: